Tipos de uniformes laborales según su función

¿Alguna vez te has preguntado cuáles son los motivos reales por los que existen los uniformes laborales? Ya hace algunas semanas que te lo contamos en este post. Sin embargo, no te hablamos de los tipos de uniformes laborales que existen según las funciones que cumplen. ¡Hoy te lo contamos todo desde Emerplan!

Podemos encontrar uniformes laborales por distintas razones como poner al mismo nivel a todos los trabajadores de la empresa o por pura comodidad, pero también por motivos de seguridad. Estos últimos son, podríamos decir, los más relevantes. Sin uniformes, la vida de los trabajadores podría correr peligro.

Uniformes de alta visibilidad

La ropa laboral de alta visibilidad es aquella fabricada con una serie de elementos o materiales que permiten que una persona sea visible en zonas u horarios de poca luz. Dos de los materiales más comunes son los fluorescentes y los reflectantes.

Con frecuencia, habrás visto muchos de estos uniformes en, por ejemplo, trabajadores de las carreteras. Son estrictamente necesarios para que los empleados sean visibles mientras llevan a cabo su trabajo, ya que, de lo contrario, podrían ser arrollados. Por tanto, su función nos parece fundamental para el buen desarrollo de su trabajo.

Ropa laboral térmica para calor y frío

Existen muchos trabajos en los que las inclemencias climatológicas marcan las labores diarias. En algunos empleos, sobre todo los que se desarrollan en la calle, hay que hacer frente a las bajas temperaturas, a las altas y a las lluvias. Por eso, existen uniformes laborales térmicos que ayudan contra estas situaciones.

Para la protección contra la lluvia, se ofrecen principalmente uniformes elaborados con materiales o tejidos impermeables, como puede ser el PVC. Asimismo, contra el frío suelen emplearse telas polares y térmicas que mantengan la temperatura del cuerpo del trabajador; y, contra el calor, prendas con características de transpirabilidad.

Uniformes sanitarios

Aunque puedan estar estrechamente relacionados con los siguientes, no son exactamente lo mismo. Antes de la pandemia actual, nuestros sanitarios no vestían uniformes contra riesgos biológicos y químicos sino que simplemente llevaban ropa especial para su trabajo. Esta es la ropa laboral sanitaria.

Se trata de prendas que les permite diferenciarse de acuerdo al rol que representan en un hospital y que, al mismo tiempo, les permite desarrollar su trabajo de manera cómoda y segura. Están elaborados con materiales que reducen la propagación de infecciones, hipoalergénicos y resistentes a las sustancias químicas. Podemos encontrar pijamas, batas, gorros, calzado…

Uniformes contra riesgos sanitarios, biológicos y químicos

Estos son, sin duda alguna, uno de los uniformes que se encuentran en auge. Por desgracia, el COVID ha obligado a nuestros sanitarios a llevar trajes de protección contra riesgos sanitarios, evitando así su exposición al virus. Por tanto, los uniformes contra riesgos sanitarios permiten aislar por completo a una persona para poder desarrollar su trabajo sin contagiarse.

Por otro lado, existe otro tipo de uniformes que suelen portarse en trabajos donde se manipulen productos químicos contaminantes que podrían ser perjudiciales para la salud de los empleados. Un ejemplo de ellos es los trajes que portan las personas que trabajan en contacto con amianto, un agente cancerígeno.

Ropa laboral para riesgos mecánicos

Los uniformes laborales para riesgos mecánicos son aquellos que protegen de daños más físicos que los anteriores. Algunos de ellos pueden ser rozaduras, cortes, pinchazos o incluso quemazos. Son habituales en trabajos como mecánicos, electricistas o incluso carniceros y pescateros.

Uniformes ignífugos

Los uniformes ignífugos son aquellos destinados a proteger a una persona del contacto con las llamas o de alguna fuente de calor extremo. De hecho, sirven para reducir los riesgos de quemaduras. No obstante, se trata de un tipo de uniforme que necesita mayores cuidados que el resto. Su mantenimiento es fundamental para que, a la hora de utilizarlo, sus componentes continúen en el mejor estado.

Tanto es así que existen normativas que regulan la composición de los uniformes ignífugos. El lavado, una forma correcta de colocación y reparar la prenda cuando ha sido utilizada son algunos de los aspectos que hay que tener en cuenta en este tipo de ropa laboral.

Existen otros tipos de uniformes laborales, como los de protección frente a radiaciones, de los que ya te hablaremos en otra ocasión. Recuerda que en Emerplan lo estamos preparando todo para poder ofrecerte los mejores uniformes laborales. ¡Queremos estar cerca de ti ofreciéndote la máxima seguridad!

Estamos preparando nuestra tienda online, en breve dispondremos de ropa laboral, EPSIs y otros producto agrupados por familias, para que resulte más rápido encontrar lo que buscas.

Todas nuestras piezas se pueden personalizar con la marca corporativa de la empresa, el nombre o cualquier distintivo que se precise.