¿Negocio cerrado? ¡Garantiza su seguridad!

La pandemia del COVID-19 ha supuesto un grave problema para la salud pública, pero también para la economía. Muchos negocios se han visto obligados a bajar la persiana varias veces durante este año, con las consecuencias económicas que conlleva. Esperamos que no te hayas visto en esta situación, pero si perteneces al grupo de negocios que deben cerrar, te queremos contar algo que seguro te va a interesar.

El mayor miedo de los propietarios y trabajadores que deben cerrar sus negocios es no tener ingresos y deber afrontar numerosos gastos. Pero probablemente otra gran preocupación sea garantizar que el negocio se encuentre a salvo, aunque esté cerrado. Los robos en pequeños establecimientos aumentaron notablemente durante el confinamiento de primavera: era el escenario perfecto para los delicuentes.

Por ello, ante un posible segundo confinamiento, queremos recordarte la importancia de mantener tu negocio a salvo, evitando los allanamientos y robos en el mismo. Si te estás preguntando cómo cuidar tu negocio cuando no puedes salir de tu domicilio, ahí viene la respuesta que estás buscando: una alarma.

Una alarma es la única manera de garantizar la seguridad real de tu negocio cuando no puedes estar presente en el mismo. Gracias a estos dispositivos, podrás detectar si entra alguien, poseer imágenes del momento y avisar a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado de manera inmediata.

Además de contar con un buen sistema de alarma, también es importante instalar persianas metálicas y resistentes que no faciliten la visión del interior, así como disponer de barras metálicas en las puertas y cerraduras de seguridad antirrobos.

Tu tienda, restaurante o empresa ¡¡protegidos!!, consultanos por el formulario o directamente por whatsapp.